viernes, 31 de marzo de 2017

Cress by Marissa Meyer

Alo alo alooooo! ¿Cómo anda, queridos amigos de la blogósfera? Yo estoy re bloqueada porque en lo único que pienso es en las Crónicas Lunares y bla bla bla así que no he podido leer NADA MÁS que Winter, lo cual es divertido porque en la lectura conjunta se arregló leer sólo 40 págs. Por día para que podamos además ir leyendo otra cosa. Misión fallida.

Bueno, obviamente, la nueva reseña iba a ser otro de los libros de la saga. Esta vez, vengo con Cress que fue una lectura totalmente placentera. Vamos a hablar de esto…

Sinopsis: Había una vez… una joven de cabello largo y dorado que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras. 
Cinder, Thorne, Scarlet y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada. Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre. Y finalmente logra escapar…pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie le arruine su boda con el emperador Kai… ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo? 





La verdad es que Cress, para mí, no hizo más que afianzar el cariño que ya le tengo a esta saga, que aunque me llamó la atención con Cinder y reafirmó mi buena opinión con Scarler, terminó enamorándome con esta tercera entrega en la que la “protagonista” es mi princesa favorita desde la infancia: Rapunzel.

Como ya hemos visto en los dos libros anteriores, la historia cuenta con un narrador omnipresente que te va mostrando capítulo a capítulo las aventuras y desventuras de cada uno de los personajes, aunque el personaje más recurrente es el “protagonista” del libro. En este caso, conocemos a Cress.

Cress comienza exactamente donde terminó el libro pasado, con Cinder, Thorne, Wolf y Scarlet huyendo de….bueno…todos! a bordo de la Rampion, buscando una solución a la pronta boda de Kai con Levana e intentando armar un plan para evitar la inminente invasión lunar a la tierra. Mientras tanto, en un satélite que orbita alrededor de la Tierra se encuentra Cress, una lunar a la que han encerrado en ese lugar para que se dedique a hackear a las autoridades terrestres, pasarle información a la Reina Levana y cualquier otra cosa que sea necesaria para que los lunares tengan siempre la ventaja. Sin embargo, luego del ataque de los soldados lunares a la Tierra y de ver la masacre producida, Cress está más convencida que nunca de que debe ayudar a Cinder y al Emperador Kai a derrotar a Levana y sus secuaces.

Cress se pone en contacto con Cinder para arreglar un encuentro y que la ayuden a huir pero cuando ya estaba casi todo listo, aparece un personaje que detesto con todo mi corazón y no sólo desbarata los planes, sino que produce que Cress y Thorne caigan en picada a la Tierra, aterrizando en el medio del Sahara para valerse por sí mismos. Aquí es donde Cress aprenderá que la vida es veinte veces más complicada que como se ve en las pantallas. ¿Lograrán reunirse con Cinder y el resto?¿Y qué está haciendo Cinder mientras tanto, además de reponerse de las pérdidas de sus amigos?¿Hay forma de evitar que Levana se haga con el control de todo?

“Los héroes adoran a las damiselas en apuros, y ella ciertamente estaba en apuros.”

La verdad es que resumir esta saga sin spoilear nada es una tarea verdaderamente difícil, sobretodo porque estoy fangirleando de una manera impresionante mientras escribo esta reseña. No les puedo explicar lo que disfruté con Cress, quien es completamente distinta a las anteriores protagonistas y que, como sucedió con Scarlet, sus diferencias la han hecho un elemento perfecto e importante en el intrincado tejido que es este grupete de rebeldes.

Nos habíamos acostumbrado a personajes femeninos fuertes e independientes, como lo son Cinder y Scarlet, mujeres que no temen ensuciarse las manos y tomar cartas en el asunto. Bueno, digamos que Cress está en una categoría completamente distinta, completamente opuesta a Cinder y Scarlet. Debido a que jamás tuvo contacto con otras personas, ella es alguien muy inocente, crédula y, se podría decir, débil. Llora, sufre, se acongoja y babea sin parar por el chico guapo (características que más odio en las protagonistas). Pero, (y aquí se diferencia de cualquier otra personaje femenina que cumpla con eso) Cress es muy brillante, su inteligencia sobrepasa a los demás y a la hora de la acción es un punto indispensable para el éxito. Además, el contexto en el que se desarrolló su personaje la hace cien por ciento creíble y es muy sencillo ponerse en su lugar y entender qué la impulsa a actuar y por qué es así. Es por esta razón que aunque en otra protagonista su personalidad me habría parecido horrorosa, en Cress me resultó muy muy adorable y encantadora. Me conecté profundamente con ella y aunque Scarlet sigue siendo mi favorita, Cress no se ha quedado atrás.

“No hay nada peor que tu propio cuerpo siendo utilizado en contra de tu voluntad.”

La verdad es que Marissa Meyer logra una armonía perfecta entre narrativa, descripción y dialogo que hace que las casi 600 páginas de este libro se te pasen volando. Los secretos y medias verdades están comenzando a quedar en el olvido, la autora comienza a llevar su historia por un lado mucho más oscuro y peligroso, los juegos se acaban y la rebelión está a punto de comenzar. El libro tiene sus buenas dosis de acción y aventura, con los protagonistas metiéndose en cada enredo que los llevará a tener que enfrentarse cuerpo a cuerpo contra los temibles soldados lunares. Sin embargo, también tiene sus momentos de estrategia y discusión, y en ningún momento la historia decae o se hace aburrida, ya que los chispeantes comentarios de diversos personajes (Iko y Thorne en especial), hacen que el ambiente se aligere y podamos reír por un rato.

El libro, en definitiva, te va a producir un ataque cardiaco una vez por hoja, lo que te hace preguntarte si todos tus personajes favoritos saldrán en una pieza cuando todo acabe. Crucemos los dedos por que así sea porque Winter me tiene igual o peor incluso!

El ship en este libro es PERFECTO! Cuando se enteren quién es el galán en esta entrega se van a reír y se van a dar cuenta que era imposible que este libro no fuera tan asombroso como es porque con dos protagonistas como éstos, era un éxito asegurado.

De los demás personajes, mi pareja favorita por excelencia sigue siendo Scarlet y Wolf, y es que estos dos la verdad es que me hacen suspirar todo el tiempo, y aunque en este libro ambos están un poco sumidos en la desgracia y tristeza, espero que en el siguiente libro tengan el final feliz que se merecen.  Cinder y Kai han evolucionado de una manera increíble desde el primer libro y si en Scarlet por fin me comenzaron a agradar, en este libro se consolidaron en su status de personajes que me encantan. Me encanta en qué dirección se dirige su relación y su crecimiento es a pasos agigantados.

En definitiva, en Cress se han combinado un retelling súper original y fresco con una acción de infarto y muchos giros argumentales excelentes. Hay romance, comedia, tragedia, todo. Es un libro que te consigue enganchar desde la primera página y, a pesar de lo extenso que es, no hay manera de soltarlo. Una vez que lo terminen no van a poder evitar correr a leer la cuarta parte!

5 estrellitas enormes!!

2 comentarios:

  1. Vengo muy por encima porque estoy en plena lectura de Cinder^^BEsitos

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa! a mi Cinder no me terminó de convencer! :( creo que tanta expectativa no logró que disfrutara el libro. No he leído mucho para no spoilearme pero veré si pronto le doy una nueva oportunidad a esta saga! :)

    te espero por mi blog, besos! :)

    ResponderEliminar

 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design