viernes, 8 de septiembre de 2017

La ladrona de libros by Markus Zusak

Hola, hermosos míos! ¿Cómo les ha ido la semana? Yo la tuve bastante ligerita, no me puedo quejar. Terminé de leer el libro de Laia Soler y estoy un poco tristona (porque es triste, duh). Estoy viendo qué comenzar a leer ahora que me suba un poco los ánimos… ¿recomendaciones?

Hoy vengo con la reseña de este librito al que le tenía ganas hace bastante y aproveché el #BookBingoInvernal y lo leí. Hace mucho tiempo vi la peli y quedé enamorada y pensé que el libro no me iba a gustar tanto pero por suerte me equivoqué. Me encantó y volví a ver la peli luego de terminarlo y, aunque modificaron bastantes cosas, me sigue gustando también la película. Gané en todo eh? Jajajaja Vamos allá.

Sinopsis: Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia...
Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros Liesel logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida. La ladrona de libros fue llevada al cine con gran éxito.








La ladrona de libros es una novela entrañable que narra la historia de Liesel, una niña alemana que es dada en adopción por su madre cuando comienza la II Guerra Mundial. Llega a su nuevo hogar sin familia, sin saber leer ni escribir y sin esperanzas, pero sus padres adoptivos pasito a pasito conseguirán suplir todas esas carencias. A lo largo del libro veremos a Liesel crecer, enamorarse, luchar, perderse y encontrar la salvación en las palabras; pero también seremos nosotros los que pasemos por todo esto, los que cerremos el libro con la sensación de haber vivido una vida entera de experiencias y aprendizajes para el momento en el que la última frase fue leída.

“UN PENSAMIENTO AGRADABLE: Ella era una ladrona de libros. Él asaltaba el cielo.”

Para ser completamente honesta, cuando empecé La ladrona de libros pensé que no me gustaría. Bah, no que no me gustaría, sino que sería otro de esos libros que no cumplían mis expectativas porque su adaptación al cine me había estrujado el corazón. Además, no es secreto que soy una gran lectora de libros sobre el holocausto, así que estaba segura de que sería un libro entre tantos de esta temática que aparentemente está cada vez más de moda. La primera mitad no destacó apenas en nada: me pareció un poco triste, un poco tierna, un poco hermosa, un poco original, pero también un poco aburrida. Parecía que el libro iba a convertirse en una eterna introducción y que pasaría sin pena ni gloria cuando, de pronto, comienza la verdadera historia. Al cerrar el libro llegué a la conclusión de que es uno de los relatos más lindos y conmovedores que he leído nunca. No lloré (como sí me sucedió con la película) pero lo terminé con una sensación de ligera tristeza. Simplemente sentí que al final de la historia todo cerró su ciclo y, aunque hay ciertos sucesos que me tuvieron gritando por su injusticia, aprendí mucho y vi un lado de la historia que no había visto antes.

“Fue el principio de la mejor Navidad de todos los tiempos. Poco de comer. Nada de regalos. Pero había un muñeco de nieve en el sótano”

¿Qué es lo que permite que esta historia se diferencie de otras que buscan narrar lo mismo? Un punto a su favor creo que es la narradora: la Muerte. Esta narradora tan peculiar nos va mostrando, mediante flash forwards,  un futuro que todavía no ha sucedido, amparándose en los conocimientos venideros que tiene esta narradora excepcional. Este detalle puede molestar a algunos lectores, por el destripe de información, y la verdad es que tardé un poco en adaptarme a este recurso narrativo pero una vez que le tomé la mano, todo fluyó como seda y me pareció un método genial. Otro recurso que también puede desconcertar un poco al principio, hasta que uno se acostumbra, fueron los incisos que efectúa cada dos por tres la narradora escritos en una tipografía distinta. Ya dije, al principio se hacen raros, pero uno no tarda en habituarse a ellos.

“VISITA GUIADA AL SUFRIMIENTO: A su izquierda, tal vez a la derecha, incluso puede que al frente, hay una pequeña habitación a oscuras. Allí espera sentado un judío. Apesta. Está famélico. Está asustado. Por favor, intenta no apartar la vista.”

A diferencia del  Niño del pijama a rayasLa ladrona de libros cuenta los horrores de aquellos que vivieron la segunda guerra mundial como ciudadanos normales que trataban, en la medida de lo posible, de seguir con sus vidas mientras los nazis se iban adueñando de Europa, despedazando a toda una sociedad, eliminando a todos aquellos que no formaban parte de su ideal superior alemán. Ése es el caso de la familia adoptiva de Liesel. Una serie de personajes simpáticos y queribles  pueblan las páginas de esta novela:
  • Rudy, el niño con el que Liesel entabla una gran amistad, y el cual está obsesionado con Jesse Owens;
  • Max, el judío que permanece escondido en el sótano y le escribe historias;
  • Hans, el humilde pintor y músico aficionado que se la pasa tocando el acordeón y quien ejerce como padre de Liesel;
  • Rosa, la madre adoptiva que siempre está enojada y que se la pasa chillando palabrotas sin importarle quién la escuche;
  • la mujer del alcalde.

“Rudy estaba destinado a ser el mejor amigo de Liesel. Todo el mundo sabe que una bola de nieve en la cara es el comienzo perfecto de una amistad duradera.”

Hay muchos más personajes con los cuales nos vamos encariñando a lo largo del relato, pero por encima de todos ellos destaca Liesel, nuestra protagonista, quién se ganará el apodo de la “ladrona de libros”. Esta novela rebosa de amor por la lectura (y también por la escritura), que nos es transmitido a través de su protagonista, esa niña que junta todos los libros que encuentra, los esconde y los convierte en sus posesiones más preciadas.

La ladrona de libros es una historia hermosa, conmovedora y totalmente recomendable. El autor tiene una pluma muy amena y, aunque el principio puede pecar de ser una introducción bastante larga, insisto en que perseveren en su lectura, pues rápidamente se vuelve inolvidable y no van a poder dejar el libro.




5 cupcakes enormes! 


1 comentarios:

  1. ¡Hola! Hace rato tengo pendiente leer este libro, espero hacerlo pronto porque en todos los blogs que leo lo super recomiendan. Y la película no la ví, pero me gusta siempre leer el libro antes.
    Te espero por mi blog :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design