martes, 21 de noviembre de 2017

Top Ten Tuesday: Libros que jamás recomendaré

Hola a todos, tanto tiempo (?) De vuelta no se me ocurría qué entrada publicar hasta que una amiga mía del profesorado de literatura (hola Mica, sé que estás leyendo esto) me sugirió que hablara de aquellos libros que no le recomendaría a nadie. La verdad es que me pareció una idea interesante así que vine con este top ten. Vamos a ver qué libros prefiero quemar antes que dejar que personas que me importan los lean. 



Debo aclarar que todos los libros que se encuentran en esta lista son de mucho desagrado para mí, pero hay tres o cuatro que los ODIO y esos van a ser los últimos. Comencemos. 

En primer lugar (o sea, el que menos detesto) es Wish You Were Here de Renée Carlino. Amo esa portada y jamás pensé que no me gustaría un libro de Renée, porque siempre me han encantado, pero esta es la excepción que no esperaba que ocurriera. La primera mitad del libro fue super lenta, no pasaba nada, me estaba aburriendo a morir. Después mejora el ritmo pero los personajes arruinan todo. Charlotte era muy infantil para su edad y se la pasaba juzgando a todos y haciéndose la víctima y Adam fue un intento fallido de la autora de copiar a Will (de Sweet Thing). No me gustaron los otros personajes y encima hubo insta love, el cual detesto. 
Así que lo lamento Renée, pero voy a tratar de olvidar que alguna vez escribiste este libro :( 
(Reseña aquí)


El segundo lugar es ocupado por Harry Potter and the Cursed Child (o Harry Potter y el legado maldito en español). No es secreto que soy una fan a morir de Harry Potter así que corrí a comprar este libro ni bien salió (¿se acuerdan que también lo sorteé el año pasado por el aniversario del blog?). Sin embargo, al leerlo no pude comprender por qué Jotaká dio permiso para que asesinaran a mis personajes tan queridos de esa forma. O sea, admito que algunas escenas me gustaron pero fue el fangirlismo y la nostalgia la que hablaba (?) Me pareció una obra de teatro muy medio pelo, que fue cambiando de trama hasta que encontró una algo interesante pero la arruinó. Despedazó a mis personajes más queridos y los hizo parecer unos idiotas totales. Y ni hablemos de inventar todo ese rollo entre Voldemort, Bellatrix y Delphi. 
Mi hermanita tiene prohibido leerlo para que no corrompa su amor por el mundo mágico. No se lo recomiendo a nadie! 

El tercer lugar se lo ganó Todo Todo de Nicola Yoon. Cómo dije en mi reseña, nunca logré conectarme con la protagonista, me daba lo mismo si le pasaba algo malo, me pareció muy aburrida y esa fue una de las pistas que deberían haberme dicho, ya desde el comienzo, que no me iba a gustar el libro. El resto de los personajes fueron igual de pedorros así que ni voy a mencionarlos. Es completamente predecible desde el principio, hay tremendas lagunas en las explicaciones de la enfermedad de Maddie y una trama re quemada. Este libro me molestó la mayor parte del tiempo. El único punto positivo que le encontré es que se lee rápido y tiene lindos dibujos. Fin. 




El cuarto lugar es de El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald. Fue mi lectura del book club "To Read or Not To Read: Reading the classics" en enero del año pasado y todavía recuerdo vívidamente lo poco que me gustó. Todo el tiempo que leía el libro me repetía a mí misma una y otra vez "¿por qué estoy leyendo esto?". Todos los personajes me parecieron hipócritas, falsos, mentirosos y frívolos. El protagonista carecía absolutamente de personalidad, aburridísimo. El ritmo del libro es muy muy lento y podría decir que la trama fue re predecible. En su momento aclaré que a mí no me había gustado pero que si querían leerlo, adelante. Ahora, casi dos años después, soy aún más honesta y les digo: no lo lean. No hace falta. Vean la peli que está Leo DiCaprio y listo. Les hago un favor. 
(Reseña aquí

JA, ahora mi amiga Mica me mata  En quinto lugar está Hamlet de William Shakespeare. Este libro también fue leído para el book club "To Read or Not To Read: Reading the classics" en agosto del año pasado. Cuano lo reseñé fui brutalmente sincera y dije, explícitamente, que lo detesté. El libro es muy muy cortito pero es interminable de leer. Tiene una historia de amor bastante pobre que acaba mal y fue simplemente para rellenar páginas, porque si lo quitan no pasa nada. La obra está repleta de diálogos colgados que no tienen ningún fin y personajes que no sirven en lo absoluto a la historia. El final fue muy precipitado cuando yo esperaba algo mucho mejor. 
No sé, no lo lean si no quieren, no se sientan obligados. (Reseña aquí)



The Duff de Kody Keplinger se encuentra en el sexto puesto de este Top Ten. Leí este libro hace mucho tiempo pero lo releí hace muy poco, por lo que lo tengo dentro de todo fresquito. Creí que quizás con esta segunda lectura, años después de haberlo leído por primera vez, encontraría cosas que no entendí antes, algo mejor que justificara el revuelo que fue esta obra para muchos, y no fue así. Sin ir más lejos, esta misma mañana discutí sobre esta novela con una amiga porque ella aseguraba que era "genial" y yo de genial no le encuentro nada. Aburrida, con una trama que es ni fu ni fa, personajes que me desagradaron por encima de todo, y puedo continuar por siempre. 
Lo único bueno que salió de este libro fue la película, que me gustó mucho porque no tiene NADA QUE VER con el libro. Y encima está Robbie Amell (¿les conté que estoy obsesionada con Stephen Amell? Bueno, eso no me impide babearme por el primo también :P)

Maravilloso desastre de Jamie McGuire ocupa el séptimo puesto (ya estamos llegando a los que más detestoooooo). He borrado lo más posible de este libro de mi memoria. Lo odio, en serio. Me dio mucho asco cuando lo leí y peor me puso cuando vi tantas chicas queriendo un Travis, quien me pareció un violento y posesivo y me asusta que haya jóvenes que naturalicen el que los novios sean así. Abby recuerdo que también me desagradó enormemente así que tuvo 0 puntos positivos esta novela. 
No sé, yo trato de pretender simplemente que no existe. 






The Boy Who Sneaks In My Bedroom Window de Kirsty Moseley es el octavo puesto. Leí este libro hace muuuucho por lo que, al igual que con Maravilloso desastre, he borrado casi todos los detalles de la historia. Recuerdo lo importante y me vuelvo a odiar a mí misma por haberlo siquiera terminado de leer. Hay ciertos aspectos de la historia que no son creíbles (como que un chico pueda dormir en la cama de su vecina todas las noches por 8 años y que sus padres nunca se den cuenta) pero más allá, me molestó el drama constante y que al parecer todo lo que importaba en la vida del protagonista masculino es estar ahí para la chica. O sea, en serio, todo lo que hace es por y para ella. Flaco, no solo no es creíble, sino que a parte ya es re pesado. 
Como ya dije, hay drama todo el tiempo, TODO EL FUCKING TIEMPO. Recuerdo que terminé el libro drenada totalmente porque todo lo malo que podía pasar, pasó. 
No sé, no recuerdo mucho más porque lo odié y hasta el día de hoy le digo a todo el mundo que no lo lea. 

En el noveno lugar está The Girl She Used To Be de David Cristofano. Este libro lo odié, obviamente, pero todavía lo tengo re claro en la mente. Fue la única vez que, al reseñar, conté el final del libro, pero es que quería que se entienda la gravedad del asunto. La protagonista es molesta e idiota y está escapando de un capo de la mafia que trata de matarla y quien ya mató a toda su familia. Conoce al hijo de dicho capo y no sólo confía plenamente en él para cuidarla, sino que en cuestión de como tres días se enamoran profundamente. Entonces que hacen, van a ver al papá de él para que le perdone la vida. Pero eu, no va a pasar eso, pedazo de burros. Así que el pibe traiciona a tooooda su familia por ella. Malísimo. Lo mediocre continúa pero me niego a recordarlo todo. Lean la reseña y vean lo pedorro que es. 


Por último, en el décimo lugar, está Promise me darkness de Paige Weaver. De este libro me han escuchado hablar porque es al que más despedazo en los book tags. Cuenta con protagonistas insoportables y, aunque la trama prometía en un principio, no cumplió nada. La autora mezcló muchos géneros e hizo una sopa asquerosa que terminó siendo nada. Por último, hubo muchas partes de la historia en la que explícitamente se perpetuó el mito de que si un hombre *viene charla puramente sexual, si no les gusta, obvien toda esta parte. Han sido advertidos* acaba afuera de la chica, esta no puede quedar embarazada. Eso es cero método anticonceptivo y sorry, puede quedar embarazada igual. 
Nada, horrible todo el libro y cada vez que lo pienso tengo ganas de prender todos los ejemplares que hayan en este mundo. 
(Reseña acá

Y eso fue todo. Guau, todo este post destila odio jajajaj
Cuéntenme en los comentarios qué libros jamás recomendarían, que yo siempre los leo ;) 

3 comentarios:

  1. Coincido con los primeros tres que son los que leí, aunque mi lado nostálgico no me hace odiar, lo que se dice ODIAR, The Cursed Child.
    Los demás no los leí, pero sí leí unos capítulos de Beautiful Disaster y tuve que dejarlo porque aggggg.
    Besos, Micaelita.

    ResponderEliminar
  2. Soy fan de las reseñas sinceras y con odio ♥
    Beautiful Disaster lo leí y lo odié, mucho. Los personajes eran todos caca. Me diste mucha curiosidad con The Girl She Used To Be, la historia se ve súper original pero para que vos odies un libro muuucho, tiene que ser muy malo.
    Besos Mic♥

    ResponderEliminar
  3. Hoola hola hola!
    Bueno pues, que majo post. Me encantan tus opiniones, muchos no pensaba leerlos ya antes de tu publicacion, pero ahora refuerzas mis prejuicios a ellos.
    Por otro lado, tengo ganas de leer El gran Gatsby, asi que vere que hago con el.
    Acabo de descubrir tu blog y aqui me quedo, te invito a conocer el mio.
    Abrazo
    Alvaro

    ResponderEliminar

 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design