Mostrando entradas con la etiqueta reseña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reseña. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de septiembre de 2017

Entre el demonio y el profundo mar azul by April Genevieve Tucholke

Hola hermosos míos! ¿Cómo andan? Yo veo la tormenta en el horizonte porque se acercan las fechas de parciales y todavía no he comenzado a hacer los resúmenes. Espero que ustedes aprendan de mí y no dejen todo a último momento…

Como ven por el título, la reseña de hoy es del libro que me gané en el sorteo aniversario de Real or Not Real Books así que antes que nada quiero agradecer a Sil y Ara por esperarme a que pudiera retirar el premio y ser tan buena onda. Ahora sí, vamos allá con la reseña.

Sinopsis: Una ciudad en la que nunca sucede nada interesante.
Una vieja mansión junto al mar.
Una visita inesperada.
Un peligro oculto.
Y una joven atrapada entre el demonio y el profundo mar azul.
Con una prosa poética y adictiva; April Genevieve Tucholke combina el terror gótico con un romance retorcido; dejando a los lectores rogando por más…
No lo olvides: el Demonio puede estar más cerca de lo que imaginas…








Les voy a contar un poco de qué va la novela, porque ya sé que la sinopsis no cuenta mucho que digamos. Todo comienza cuando River llega a alquilar la casa de huéspedes que se encuentra fuera del Ciudadano Kane, la mansión en la que viven Violet y Luke White.  Cuando llega River comienzan a ocurrir muchas cosas extrañas: desaparece una niña y todos los chicos de la ciudad se reúnen en el cementerio con estacas de madera, porque aseguran que vieron cómo el Demonio se la llevaba; Sunshine, la mejor amiga de la protagonista, dice haber visto a un loco que secuestra niños, protagonista del mito urbano del pueblo; y muchos otros sucesos que tienen la intención de asustarnos pero que ya van a ver que nada que ver. ¿Quién está detrás de estos hechos extraños? ¿River tiene algo que ver? ¿Quién es River realmente?

La escritura es bastante suave y se podría decir que hasta adorable, lo cual fue el mayor punto a favor para la historia porque me resultó todo muy ameno y hasta placentero de leer. Sin embargo, el libro te promete ese estilo gótico que conocemos de los cuentos de Edgar Allan Poe y no lo logra conseguir. Sí hay un aire antiguo que rodea a la historia, como suele suceder en los relatos góticos, pero nunca llegó a cumplir con las características del género y quedó en un vano intento.

Se supone que sucede en la actualidad (2017) pero fácilmente podría situarse en los años 50 o 60 por la atmósfera a lo vintage que se percibe. El pueblo mismo es un ejemplo de esto, con su organización basada en las familias distinguidas e historia local y sus personajes excéntricos. Sin embargo terminé con la sensación de estar leyendo una historia veraniega, de esas que se ambientan en el sur de los Estados Unidos. Qué puedo decir, la autora le puso ganas y yo también pero cuando no se puede, no se puede (?)

El premio al mayor fracaso, sin embargo, se lo lleva el argumento. Lean la sinopsis. ¿Entendieron de qué trata la historia? Les cuento un secreto: no hay argumento. No tengo ni idea de lo que leí. No hubo un graaaan misterio y en ningún momento sentí ansiedad por descubrir lo que estaba pasando ni nada, fue simplemente… plano.  Las cosas pasan por ninguna razón de la nada, la historia se fue para cualquier lado y al final la autora quiso hacer un gran plot twist porque, para que el romance funcione, River no puede ser un psicópata irrecuperable y terminó siendo una gran tontería que se supone que justifica todo. Pero NO.  

La idea de este extraño que alquiló la casa de huéspedes podría haber sido interesante pero la protagonista la arruinó desde el principio en el mismo momento que se convirtió en una copia de Bella Swan. Y yo odio a Bella Swan. Todos los personajes fueron poco y nada, lo cual en parte es culpa de Violet, quien me pareció la narradora más aburrida del mundo. Con el único con el que logré conectar fue con Neely, el más “gustable” de todo ese grupo de personajes pobres.

Sin embargo, lo que más me molestó fue cómo la pincelaron a Sunshine. Nuestra narradora, Violet, nos muestra a Sunshine como un ser vanidoso y vacío que vive solamente para engancharse con cualquier chico que se preste voluntario. Ah, pero la contrapartida de Sunshine es la propia Violet, quien en 17 años jamás se ha interesado por un chico y se pasa la mayor parte del libro soltando comentarios snobs, haciendo referencias a libros y películas cultas y quien es superior a Sunshine, una simple chica superficial. Uno no puede evitar desagradarle un poco Sunshine por cómo Violet te hace sentir en cuanto a ella, pero Violet me pareció detestable también. Nada, protagonista insoportable.

Por último, y lo peor de todo, es que hay insta love. ¿Les dije que odio el insta love? Sí, se los dije mil veces y se los digo de vuelta: odio el insta loveeeeee!!!! Está bien que la autora te lo “justifica” pero igual, para mí eso quedó a medias y ni hablemos de la actitud de Violet cuando ella lo descubre. Imperdonable.

En resumen, no hay un buen argumento, hay acción pero no tiene mucho sentido y lo único que disfruté del libro fue la pluma de la autora. Terminé muy decepcionada porque la historia fue tonta y falló completamente en producir una trama intrigante y personajes complejos y creíbles.

Dos cupcakes porque aun así estoy buena (?)


 ¿Ya lo leyeron? Cuéntenme en los comentarios qué les pareció la reseña :) 

viernes, 8 de septiembre de 2017

La ladrona de libros by Markus Zusak

Hola, hermosos míos! ¿Cómo les ha ido la semana? Yo la tuve bastante ligerita, no me puedo quejar. Terminé de leer el libro de Laia Soler y estoy un poco tristona (porque es triste, duh). Estoy viendo qué comenzar a leer ahora que me suba un poco los ánimos… ¿recomendaciones?

Hoy vengo con la reseña de este librito al que le tenía ganas hace bastante y aproveché el #BookBingoInvernal y lo leí. Hace mucho tiempo vi la peli y quedé enamorada y pensé que el libro no me iba a gustar tanto pero por suerte me equivoqué. Me encantó y volví a ver la peli luego de terminarlo y, aunque modificaron bastantes cosas, me sigue gustando también la película. Gané en todo eh? Jajajaja Vamos allá.

Sinopsis: Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia...
Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros Liesel logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida. La ladrona de libros fue llevada al cine con gran éxito.








La ladrona de libros es una novela entrañable que narra la historia de Liesel, una niña alemana que es dada en adopción por su madre cuando comienza la II Guerra Mundial. Llega a su nuevo hogar sin familia, sin saber leer ni escribir y sin esperanzas, pero sus padres adoptivos pasito a pasito conseguirán suplir todas esas carencias. A lo largo del libro veremos a Liesel crecer, enamorarse, luchar, perderse y encontrar la salvación en las palabras; pero también seremos nosotros los que pasemos por todo esto, los que cerremos el libro con la sensación de haber vivido una vida entera de experiencias y aprendizajes para el momento en el que la última frase fue leída.

“UN PENSAMIENTO AGRADABLE: Ella era una ladrona de libros. Él asaltaba el cielo.”

Para ser completamente honesta, cuando empecé La ladrona de libros pensé que no me gustaría. Bah, no que no me gustaría, sino que sería otro de esos libros que no cumplían mis expectativas porque su adaptación al cine me había estrujado el corazón. Además, no es secreto que soy una gran lectora de libros sobre el holocausto, así que estaba segura de que sería un libro entre tantos de esta temática que aparentemente está cada vez más de moda. La primera mitad no destacó apenas en nada: me pareció un poco triste, un poco tierna, un poco hermosa, un poco original, pero también un poco aburrida. Parecía que el libro iba a convertirse en una eterna introducción y que pasaría sin pena ni gloria cuando, de pronto, comienza la verdadera historia. Al cerrar el libro llegué a la conclusión de que es uno de los relatos más lindos y conmovedores que he leído nunca. No lloré (como sí me sucedió con la película) pero lo terminé con una sensación de ligera tristeza. Simplemente sentí que al final de la historia todo cerró su ciclo y, aunque hay ciertos sucesos que me tuvieron gritando por su injusticia, aprendí mucho y vi un lado de la historia que no había visto antes.

“Fue el principio de la mejor Navidad de todos los tiempos. Poco de comer. Nada de regalos. Pero había un muñeco de nieve en el sótano”

¿Qué es lo que permite que esta historia se diferencie de otras que buscan narrar lo mismo? Un punto a su favor creo que es la narradora: la Muerte. Esta narradora tan peculiar nos va mostrando, mediante flash forwards,  un futuro que todavía no ha sucedido, amparándose en los conocimientos venideros que tiene esta narradora excepcional. Este detalle puede molestar a algunos lectores, por el destripe de información, y la verdad es que tardé un poco en adaptarme a este recurso narrativo pero una vez que le tomé la mano, todo fluyó como seda y me pareció un método genial. Otro recurso que también puede desconcertar un poco al principio, hasta que uno se acostumbra, fueron los incisos que efectúa cada dos por tres la narradora escritos en una tipografía distinta. Ya dije, al principio se hacen raros, pero uno no tarda en habituarse a ellos.

“VISITA GUIADA AL SUFRIMIENTO: A su izquierda, tal vez a la derecha, incluso puede que al frente, hay una pequeña habitación a oscuras. Allí espera sentado un judío. Apesta. Está famélico. Está asustado. Por favor, intenta no apartar la vista.”

A diferencia del  Niño del pijama a rayasLa ladrona de libros cuenta los horrores de aquellos que vivieron la segunda guerra mundial como ciudadanos normales que trataban, en la medida de lo posible, de seguir con sus vidas mientras los nazis se iban adueñando de Europa, despedazando a toda una sociedad, eliminando a todos aquellos que no formaban parte de su ideal superior alemán. Ése es el caso de la familia adoptiva de Liesel. Una serie de personajes simpáticos y queribles  pueblan las páginas de esta novela:
  • Rudy, el niño con el que Liesel entabla una gran amistad, y el cual está obsesionado con Jesse Owens;
  • Max, el judío que permanece escondido en el sótano y le escribe historias;
  • Hans, el humilde pintor y músico aficionado que se la pasa tocando el acordeón y quien ejerce como padre de Liesel;
  • Rosa, la madre adoptiva que siempre está enojada y que se la pasa chillando palabrotas sin importarle quién la escuche;
  • la mujer del alcalde.

“Rudy estaba destinado a ser el mejor amigo de Liesel. Todo el mundo sabe que una bola de nieve en la cara es el comienzo perfecto de una amistad duradera.”

Hay muchos más personajes con los cuales nos vamos encariñando a lo largo del relato, pero por encima de todos ellos destaca Liesel, nuestra protagonista, quién se ganará el apodo de la “ladrona de libros”. Esta novela rebosa de amor por la lectura (y también por la escritura), que nos es transmitido a través de su protagonista, esa niña que junta todos los libros que encuentra, los esconde y los convierte en sus posesiones más preciadas.

La ladrona de libros es una historia hermosa, conmovedora y totalmente recomendable. El autor tiene una pluma muy amena y, aunque el principio puede pecar de ser una introducción bastante larga, insisto en que perseveren en su lectura, pues rápidamente se vuelve inolvidable y no van a poder dejar el libro.




5 cupcakes enormes! 


martes, 4 de julio de 2017

Nunca, Nunca 1 by Colleen Hoover and Tarryn Fisher

Hola a todos! Aquí vengo de vuelta con una reseña. Gracias a Editorial Planeta este librito y los dos siguientes van a llegar a nuestras manitos. No sé si ustedes lo notan pero yo estoy emocionadísima de tener un libro de CoHo en nuestro país.

Para los que ya saben, esta reseña fue publicada en el blog de Meli hace unas semanas como una colaboración y recién ahora la exporto a mi blog :P Así que los que no la leyeron ya, aquí tienen la oportunidad de leer mi opinión sobre esta nueva incorporación al mundo literario.

Sinopsis: Charlie y Silas fueron mejores amigos desde que aprendieron a caminar hasta los catorce años, cuando se hicieron novios. Por alguna inexplicable razón, una mañana amanecieron sin reconocerse el uno al otro, no recuerdan nada de ellos ni de lo que los une: no hay rastros de su primer beso, del momento en el que se enamoraron, ni siquiera de su última gran pelea; sólo unas cuantas fotos y videos comprueban que no sabían vivir el uno sin el otro.
Ambos saben que sólo juntos podrán descubrir el misterio detrás de lo que les sucedió y la razón por la cual ahora difícilmente se soportan, cuando todos a su alrededor hablan de la gran pareja que solían ser. Pero, mientras más profundizan en las raíces de su relación, más entienden que hay algo invisible e increíblemente fuerte que los mantiene unidos.



Nunca, Nunca (Never Never), es el nuevo libro de las autoras Colleen Hoover (Hopeless) yTarryn Fisher (Love me with lies). No es ningún secreto que no hay libro de CoHo que no me haya gustado, es más, casi siempre sus libros terminan en mi Top 10 de libros favoritos en el año. A Tarryn la tengo pendiente hace mil y me arrepiento mucho de no haberle dado una oportunidad hasta ahora. Definitivamente la combinación de estas dos escritoras dio como resultado un libro adictivo y atrapante que no te suelta en ningún momento, y eso es algo por lo que aplaudirlas.

La historia desde el principio nos tiene completamente desorientados e intrigados porque no sabemos nada.  Ni de los protagonistas, ni de lo que les sucedió ni nada. Esto es tremendamente desconcertante  y se repetirá a lo largo de todo el libro, pues Colleen y Tarryn lograron crear una historia sólida en la que nada es obvio, no hay respuestas a las preguntas y las preguntas no son fáciles de formular.  Realmente es para sacarse el sombrero ante estas dos autoras que lograron algo que es muy difícil de mantener: tener al lector completamente hechizado con una historia en la que no entiende nada.

“Nunca te detengas. Nunca olvides.”

Nuestros dos protagonistas son Charlie y Silas, que al parecer se conocen desde siempre y llevan cuatro años siendo novios. Súbitamente pierden la memoria. Así, de la nada. La primera página de la historia es Charlie mirando unos libros desperdigados por el suelo con la absoluta certeza de que no sabe quién es ni dónde está ni por qué no recuerda nada. No recuerda su nombre ni a su familia ni mucho menos a Silas. Y ahí es donde entra nuestro otro protagonista en la historia, porque Silas también perdió la memoria. ¿Por qué ellos dos no recuerdan nada de nada y sucedió de pronto?  (No, por si se lo están preguntando no tuvieron ningún accidente ni se tomaron ninguna droga ni nada, aunque la verdad es que no hay teoría que se pueda descartar porque no hay respuesta en esta primera parte).

Si de los protagonistas tenemos que hablar, desde la primera página el que más me gustó fue Silas, quien tiene un carácter tierno y representa muy bien el tipo de personajes masculinos que Colleen escribe. Me fue muy fácil reconocer que CoHo había escrito a Silas, sentía esa semejanza con otros protagonistas de sus libros y quizás es por eso que pude conectarme con él desde el principio. Charlie es un personaje un poco más complicado que Silas. En un principio puede parecer cínica y mala persona, pero luego se nota que es un método de defensa para lidiar con todo lo que sucede. Además de que es la que, a mi parecer, permite que la historia avance constantemente. Aunque no he leído nada de Tarryn, como ya les dije, según vi por otras reseñas de sus libros, este tipo de personajes son su fuerte. No puedo compararlo con nada, pero yo quedé muy conforme con los dos protagonistas que, al ser tan diferentes, logran complementarse a la perfección.

“No hables de nosotros en tercera persona. Tú eres ella y yo él. Nos guste quiénes éramos o no.”

Hablemos de las cosas geniales de este libro. Para empezar, la forma en la que está escrito. Los capítulos están intercalados en los puntos de vista de los dos protagonistas, lo cual nos permite ir viendo distintas perspectivas de lo que sucede. Como ninguno de los dos recuerda nada, empiezan de cero junto con el lector, por lo que vamos descubriendo las pistas al mismo momento que ellos y vamos armando el rompecabezas de lo que puede haber sucedido mientras ellos también lo hacen. De esta forma la narración es mucho más dinámica porque nunca nos aburrimos de ver el punto de vista de alguno y encima estamos teorizando todo el tiempo.

Otra cosa genial es el ritmo. Hay tanto suspenso que uno no puede soltar el libro y las páginas van volando sin que el lector lo note. Hacía mucho que no me sucedía esto con una lectura y fue una tremenda sorpresa ver que la ansiedad que me generaba la historia producía un efecto de “devorar libros”.

“Nada de esto tiene sentido. ¿Cómo podemos recordar a las celebridades? ¿A gente que nunca hemos conocido? ¿Cómo sé que Kanye West se casó con una Kardashian? ¿Cómo sé que Robin Williams murió? ¿Puedo recordar gente que nunca he conocido, pero no puedo recordar a la chica de la que he estado enamorado durante más de cuatro años?”

¿Tercera cosa genial? Consta de sólo 218 páginas. Lo bueno viene en envase pequeño dicen, y esta no es la excepción. El libro se termina en pocas horas porque es corto y este mismo formato de “mucho suspenso concentrado en poco tiempo” produce el efecto ya nombrado, al que le agrega un final abierto que claramente implica un siguiente libro. La suma de todas estas cosas da como resultado que nos enganchemos con la historia, participemos de ella y exijamos las continuaciones para poder resolver el misterio de un tirón.

No puedo decir mucho más sin spoilear el libro (aunque la verdad es que mucho más no puedo decir porque no tengo ninguna certeza ¡¡¡y no puedo esperar para poner mis manos en el siguiente libro!!!). En resumen, es un libro intrigante y desconcertante que gira en torno a un misterio que los protagonistas tienen que develar y cuenta con un cliffhanger impresionante. Súper recomendado para personas a las que les guste lo loco, extraño y desorientador y para todo aquél que, como yo, ame teorizar constantemente.

5 estrellas. 


viernes, 2 de junio de 2017

Neverwhere by Neil Gaiman

Holaaaa! Aquí vengo yo de nuevo, pero esta vez con una reseña. ¿Ya están participando del sorteo de Stars Above que largamos ayer con el #TeamLC? Aprovechen. Y no se olviden de participar también del sorteo de Heartless que ya en unos días termina.
Vamos con la reseña:

Sinopsis: En el subsuelo de Londres, como debajo de cada gran ciudad, existe un mundo desconocido e invisible, plagado de extraños seres, en el que sobrevivir depende de abrir las puertas adecuadas Hay mundos bajo tus pies, espías bajo las escaleras y formas que esperan al otro lado de los portales, que solo has atisbado en tus sueños. Tras leer "Neverwhere", nunca volverás a pasar por los sombríos lugares del mundo moderno con la misma confianza infantil.










Tengo casi todos los libros de Neil pero el único que había leído (y adorado por muchos años) era El libro del cementerio. Amé la peli de Coraline y me prometí a mí misma leer el resto de los libros de este autor, razón por la que en la FIL de este año fui directo a comprarme Neverwhere. El problema es que estaba pasando por un Reading slump terrible (últimamente parece que vivo en uno) y me llevó más de dos semanas leerlo. Pobre librito, se sentía abandonado!

Por suerte el Reading slump no me impidió captar la genialidad y originalidad de Gaiman a la hora de crear un mundo como el de este libro. En Neverwhere crea el Londres de Abajo, al que caen los que se escurren entre las grietas del Londres de Arriba, y dentro del mismo lugares como la mansión de Puerta, el Mercado Ambulante o la estancia de Islington, que más que escenarios, son lugares con personalidad propia. Es impresionante la habilidad del autor para crear cada lugar de una manera tal que los vayas recreando en tu cabeza hasta el mínimo detalle con una pluma bastante simple y amena.

Neverwhere es, desde el principio, un cuento muy muy crudo. Comienza nuestra historia cuando Richard encuentra al inicio de su viaje a una anciana mendiga y le regala a la pobre mujer un paraguas para protegerse del temporal. Pero la mendiga no le obsequia nada a cambio, ningún sabio consejo o visión del futuro ni nada que se suele ver en los libros de fantasía. Cuando Richard marcha hacia Londres lo hace desarmado, solo ante la perspectiva de vivir por primera vez por su cuenta en una ciudad extraña como lo es Londres.


Cuando nos reencontramos con nuestro protagonista  en el capítulo siguiente es una persona completamente distinta de aquel joven escocés que se iba a la gran ciudad. Han pasado pocos años pero ya es un individuo gris, desprovisto de voluntad, personalidad e iniciativa. Actúa como la sociedad espera que actúe: trabaja en una oficina, tiene un piso alquilado, sus amigos son los compañeros de trabajo y su novia, una mujer rica y creída que solo le ve como un marido perfecto en potencia al que aún hay que pulir mucho para que encaje. 

También se introduce en la historia a Puerta, una chica con el interesante don de encontrar y abrir cualquier puerta (incluso cuando no la hay), que huye de dos asesinos que quieren matarla como lo han hecho con toda su familia. Ella usa su poder para cruzar un umbral que la lleve a algún lugar, cualquiera, donde sea, en que puedan ayudarla.

Y esta puerta la lleva directamente a los pies de Richard. Aquí comienza Neverwhere. Aquí empieza la verdadera aventura porque no sólo Lady Puerta necesita apoyo, sino también el propio Richard. Cuando ella cae a sus pies, ensangrentada y vestida con harapos, y Richard decide ayudarla pese a la desaprobación de su novia, es cuando una tuerca se incrusta en el engranaje de la vida de Richard y ya nada podrá volver a ser igual.

Ahora, todo muy bonito, ¿no? Pareciera que es otro libro de fantasía más que lo único que tiene de especial es haber sido escrito por un autor ya bastante conocido incluso en el momento en que fue publicado por primera vez (1996) y que sucede en la famosa e icónica ciudad de Londres. Sin embargo, yo le he sacado todo el jugo por otra parte. Hay toda una historia escondida detrás de la que vemos a simple vista. En el momento en que Richard elige no hacer la vista gorda (aquí Gaiman introduce la crítica social) a la joven herida que tiene un aspecto deplorable, inicia algo que le llevará a descubrir un submundo que los habitantes de Londres se niegan a ver. Es el mundo del mendigo, del vagabundo, del pobre que existe fuera de la sociedad, entre la mugre, viviendo de la basura y pidiendo limosnas en la calle. A partir de este momento, Gaiman desarrolla esta otra realidad y la provee de un aura mágica, irreal. Detrás del vagabundo y pordiosero hay algo más: bajo Londres, otro Londres, otra sociedad, otro universo. Como el mismo autor reconoció en la introducción, tratar este tema de esta manera, bajo la metáfora, es peligroso: es un tópico demasiado serio como para arriesgarse a caer en lo tonto, en lo fácil, lo frívolo. Y aquí es donde radica, en mi opinión, todo el mérito y éxito de Neverwhere. Gaiman consigue lo impensable, lo imposible: por un lado, crear y hacer creíble un mundo ficticio, fantástico, sumamente atractivo y rico; por el otro, mostrar la otra cara de la moneda, la tragedia del verdadero universo que busca narrar. El submundo en el que viven el Marqués y Lady Puerta es atractivo, mágico y asombroso, pero en todo momento es también triste, desesperado y cruel.

Hay mucho que se puede decir de los personajes, y encima tenemos un abanico bastante diverso, pero como siempre digo (ya deben de estar cansados de leer esto en mis reseñas!) es mejor ir descubriendo los matices de cada uno de a poquito, pasito a pasito. Sino, pierde la gracia. Sí puedo decir que algo innovador en esta historia es que Richard no es un héroe: su esperanza, acompañando a Lady Puerta, es encontrar el modo de volver a su antigua vida gris. Es cobarde e indeciso durante la mayor parte del libro y es eso mismo lo que lo diferencia del resto de los protagonistas del género. Además, es un buen personaje principal porque nos permite descubrir el Londres de Abajo al mismo tiempo que él desde el punto de vista de una persona totalmente normal y promedio.

 En resumen, un libro tremendamente rico no sólo en su relato sino en el mensaje escondido que muchos no llegan a ver. Personajes excelentes que lo dejan a uno impactado y escenarios originales que no verás en ningún ejemplar del género. Recomendable para todo aquél al que le gusten historias que lo descoloquen y que encima tengan villanos que son horripilantes pero con un sentido del humor espectacular (I know, yo también estoy sorprendida).

Warning: mucho humor negro y escenas de torturas detalladas.


5 estrellas! 

viernes, 26 de mayo de 2017

Todo, Todo by Nicola Yoon


Holaaaaaa! ¿Cómo andan todos? ¿Cómo pasaron el 25 de mayo? En mi casa hubo el típico locro (y locro vegetariano para mí!!).

Como muchos sabrán, hace muy poquito unas amigas y yo nos unimos a la #LCTodoTodoSM (o sea, hicimos una lectura conjunta de Todo Todo). Lo terminamos en muy poquito tiempo pero estuve muy colgada para subir reseña (tampoco pude subir entrada este martes, mil perdones!!!). Anyway, hoy tuve un ratito y decidí subirla. Vamos a hablar de este librito:

Sinopsis: Madeline Whittier es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en diecisiete años. Y ni siquiera se imagina otra posibilidad, es que su vida transcurre con normalidad. Hasta que un chico de ojos azules se muda a la casa de al lado. ¿Qué tendrá Olly que lo vuelve tan especial? ¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Maddy se tambalee?
TODO, TODO es una novela sobre la emoción y la angustia que supone abrir nuestro corazón a otra persona. Sobre esa sensación tan única que nos hace sentir mariposas en el estómago y sobre las locuras que cualquiera de nosotros podría cometer por amor.







Este libro se trata sobre una chica muy especial llamada Madeline, quien es mitad afroamericana mitad japonesa, y sufre de una enfermedad rarísima que nadie puede curar que básicamente la vuelve alérgica a todo. Es por esto que ella debe estar encerrada en su casa todo el tiempo y no ha salido en 18 años. Luego tenemos al lindo chico que se muda al lado y comienzan a comunicarse y conectarse de una forma que no han logrado con nadie jamás. Sí, bastante cliché, ¿no? Aun así le di una oportunidad porque soy una amante del romance y no puedo evitar leer romances juveniles. Le tenía unas expectativas no muy altas pero a un nivel normal y la verdad es que terminé totalmente decepcionada.

Realmente no sentí nada por nuestra protagonista. No me importaba si su enfermedad empeoraba por cualquier razón. No me interesaba Madeline en lo absoluto. Me pareció una chica sobreprotegida, aburrida y emocionalmente inmadura. La mitad del tiempo no sabía si tenía 18 años o 10. Me resultó muy poco creíble todo su carácter y ni hablemos de su forma de actuar. Cuando pasa el graaan acontecimiento del libro, estuve tremendamente decepcionada de ella y ahí fue cuando dije “no hay retorno con ella, no me va a gustar jamás”. Encima durante todo el libro se la pasa spoileando otros libros, muchos de los cuales no leí. 

Olly me resultó un personaje un poco más interesante, pero solamente un poco. Siento que si hubiera habido un poco más de desarrollo, él sería el único personaje sólido de todo el libro. Pero como a todo en este libro, le faltó. No lo detesto como a Madeline, pero la mayoría del tiempo me era ni fu ni fa.

Si tenemos que hablar de la madre o de la enfermera de Madeline, la cosa no mejora. Ambas me cayeron mal desde el principio y no mejoraron con el transcurso de la historia. En resumen, los cuatro protagonistas fueron un fiasco.

Se suponía que Olly y Maddy me tenían que hacer emocionar. Con este tipo de historias, me gusta sufrir con ellos, enamorarme junto a ellos, quiero experimentar su felicidad, su dolor. Cuando uno de los personajes se encuentra en la situación en la que está Madeline, quiero vivir cada aliento suyo como si fuera el último. Obviamente no sucedió. Terminé enormemente entristecida no sólo porque esperaba una historia ligera pero linda que resultó nada que ver, sino porque encima utilizaron una enfermedad rara para atraer a los lectores y ni se tomaron la molestia de investigarla a fondo. Había tremendas lagunas en toda la explicación sobre en qué consistía el SCID. Simplemente la usaron por un ratito y listo. Y me pareció recontra poco creíble que una chica de 18 años con un acceso total a toda la información que brinda Internet no googlee nada al respecto. Nada, dejo eso picando ahí.

¿Lo peor de todo? Completamente predecible y en el mal sentido. A partir de las primeras 10/15 páginas vemos cómo viene la cosa y listo. Cero sorpresas. Ahora, si los personajes hubieran sido distintos, lo de predecible se perdonaba. Pero cuando tenés cuatro personajes principales que carecen de carisma para atraerte a la historia, perdiste.

Se preguntarán por qué le puse dos estrellas y no una. Bueno, como dije el único que me impulsó a seguir leyendo fue Olly porque me interesaba mucho ver si su vida se resolvía de una forma satisfactoria y le tomé un poquito de cariño. Y la verdad es que me encantaron los diseños, gráficos y esquemas que habían página a página. Hicieron que la lectura pasara volando. Listo, he ahí la razón de las dos estrellas. La verdad es que estaba en bondadosa porque le podría haber puesto menos.


Una lástima. Esperaba una lectura mucho más divertida y que me sacara unos cuantos suspiros y hasta lágrimas. En cambio encontré un libro que me molestó e hizo enojar la mayoría del tiempo. 

PD: Soy tan masoquista que igual voy a ver la película. Pero principalmente porque el papel de Olly lo interpreta Nick Robinson. Y porque quiero ver si arreglan esos cráteres argumentales para la gran pantalla. 

viernes, 12 de mayo de 2017

El chico sobre la caja de madera by Leon Leyson

Holaaaaaa! Mil perdones por estar desaparecida toda esta semana, estoy a full con el estudio y planeando mil cosas para el blog así que he tenido cero tiempo para leer o sentarme en la computadora a escribir. Aun así me hice un tiempito para venir con esta reseña que tengo pendiente hace unas cuantas semanas ya.

Sinopsis: El chico sobre la caja de madera describe la vida de un niño judío antes y durante el Holocausto. Y también algo que nadie había relatado muy bien hasta ahora: los años posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial. Después de Anna Frank, es el mejor testimonio de un niño que atravesó la Segunda Guerra Mundial. Son las únicas memorias de un chico rescatado por Oskar Schindler. Para salvarlo y poder llevarlo a trabajar a su fábrica, Schindler dijo que el pequeño Leon era indispensable, ya que era el único que, por su tamaño, podía accionar una palanca que ponía en marcha una máquina en particular. Para ello, el niño se paraba arriba de una caja de madera y desde allí accionaba la palanca.
Leon Leyson tenía apenas 10 años en 1939. Recién a los 19, pudo rehacer su vida: le habían robado su adolescencia completa. Aún así, nunca se rindió. Su relato nos permite conocer también qué pasó con los sobrevivientes del Holocausto, en los años posteriores. Sus terribles condiciones de refugiados, las penurias que tuvieron que atravesar, los esfuerzos por armar una vida nueva lejos del horror. Una historia donde se destacan valores fundamentales, como el coraje, la dignidad y la resistencia de este chico, que a lo largo de su relato cuenta, entre otras cosas, cómo se las ingenió para salvarse varias veces de una muerte segura. Un relato de supervivencia, de gran valor histórico y humano, que vale la pena conocer y difundir. 

Compré este libro por dos razones: porque soy una obsesionada de todas las historias que acontecen durante las dos Guerras Mundiales y porque estaba barato. Le tenía los ojos puestos hace rato y finalmente me atreví a comprarlo y leerlo. Es un libro muy cortito, no llega a las 200 hojas y se leen en un santiamén (creo que me llevó unas 3 horas). Pero no se dejen engañar por lo rápido que se lee, porque se terminará rápido pero permanece en la mente de uno mucho tiempo después de cerrarlo.

El chico sobre la caja de madera es una historia realmente conmovedora, realista y hasta cierto punto esperanzadora, sobre la vida de Leon Leyson, el sobreviviente más joven de la lista de Schindler. Muchos quizás hayan visto la película (yo no, solamente conocía a Schindler de nombre pero no tenía idea de lo que había hecho)  y tienen una idea del fundamental papel que desenvolvió el personaje de Oskar Schindler para los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Quizás se esperan una historia que ya escucharon y leyeron miles de veces pero la verdad es que yo encontré un relato muy fresco y desgarrador sobre las vivencias de este joven que me dieron otra perspectiva a un período de la historia del que he leído mucho.

“Sabía por experiencia que la invisibilidad era lo más cercano a la seguridad”.

El autor, como partícipe directo de los acontecimientos sucedidos, encontró la forma de transmitir sus memorias mediante una narración cruda, y a la vez sin mucho drama de por medio. Leon se enfoca más en destacar el importantísimo papel que jugó Oskar Schindler, - su héroe y salvador - para su supervivencia, la de su familia y otros miles de judíos. 

La forma en que describe las peripecias que tuvo que pasar en los lugares donde estaban confinados, y las pérdidas a las que tuvo que enfrentarse producen que reflexionemos sobre nuestra forma de vivir, las cosas que damos por sentado y que agradezcamos no haber tenido que sufrir las cosas por las que él y los suyos atravesaron. 

Sin duda, un libro que recomendaría para cualquiera que esté interesado en este período tan oscuro de la historia universal.  

"¡Ya sé quién eres! -dijo con un destello en sus ojos-. Eres el pequeño Leyson."

El chico sobre la caja de madera es un libro testimonial e histórico; aunque podría parecer irreal por los terroríficos sucesos que describe. Nació de las memorias de Leib Lejzon, verdadero nombre de Leon Leyson. Es relatado de manera cronológica, con más detalles de los que esperas teniendo en cuenta que Leon contaba con sólo 10 años o menos incluso cuando comienzan sus recuerdos. Además tiene un lenguaje sencillo y hasta educativo, pues es dirigido a un público adolescente. No obstante, esto no es un requisito excluyente.

Como dato "curioso", al final del libro nos enteramos que el autor falleció antes de que el libro fuese publicado (enero 2013) y jamás pudo ver el resultado de tanto trabajo, de viajar por el mundo charlando y creando conciencia. Gracias por todo Leon!

Realmente, no tengo mucho más que decir. No es una obra a la que se le pueda poner “puntaje” o "calificar" porque es una historia de vida, son memorias, acá no hay ficción ni hechos exagerados o un villano que se redima al final. No se puede hacer una evaluación de protagonistas ni de argumento o calidad de la pluma del autor. Es un libro que realmente creo que deberíamos leer  porque forma parte de la historia de todos, de nuestro pasado y si no aprendemos de nuestros errores es muy probable que los volvamos a cometer. Y creo que también es un homenaje a los que perecieron por el odio profundo e injustificado no sólo de Hitler, sino de toda una sociedad xenófoba que apoyó ese genocidio.

Felicitaciones a V&R por hacer una edición tan linda, incluyendo esas imágenes de Leon y su familia, desde chicos hasta grandes, que vuelven al protagonista un ser humano real que conocemos y no solamente una voz en un papel.  

Excelente historia, conmovedora y desgarradora pero necesaria. 


viernes, 24 de febrero de 2017

Amor & Gelato by Jenna Evans Welch

Ciao! ¿Cómo les ha ido esta semana? ¿No se están muriendo de calor como yo? ¿Qué es esto de 38 grados todos los días? Me estoy derritiendooooo.

Por eso creo que esta reseña queda perfecta con el clima que venimos sufriendo. Ya el título se ha convertido en mi lema de este verano (no el Amor, pero sí el otro :P). Lástima que el helado esté tan caro *llora*

Como sea, la verdad es que estoy un poco apretadita con lecturas y sobre todo ahora que tomé el desafío de leerme Cinder, Scarlet, Cress y Fairest de Marissa Meyer todos durante el mes de marzo para poder unirme a la lectura conjunta de Winter en abril con Meli de WordsFeather Blog y Sil de Real or Not Real Books. Es suicida lo mío, sobre todo teniendo en cuenta que ya prometí unirme a la lectura del mes de marzo del book club Dream Club que es Una corte de rosas y espinas de Sarah J. Maas y encima también me uno a la lectura de marzo del book club To Read or Not To Read: Reading the classics. Soy una masoquistaaaaa!

Dejando de lado que no tengo ni idea de cómo voy a hacer para meter todas esas lecturas en un solo mes, les voy a contar sobre este libro del cual tenía cero expectativas y me terminó encantando! Aquí vamos:

Sinopsis: "Tomé la decisión equivocada..." Así comienza el diario de la madre de Lina, que inesperadamente llega a sus manos en cuanto pisa Italia. Viaja a Florencia por obligación más que por deseo, porque fue la última voluntad de su madre antes de... es demasiado doloroso para recordar. 



A partir de la lectura del diario, Lina descubrirá facetas desconocidas de su mamá y de ella misma. Conocerá su verdadera historia y una ciudad fascinante guiada por una voz del pasado, los desconocidos del presente y una gastronomía que parece sanar las heridas. 



Este es un libro para llorar, reír, degustar, conocer... y leer disfrutando de un delicioso helado, como hace la protagonista: entre el dolor por la pérdida y el humor negro por su nueva vida, recorre La Toscana movida por el misterio familiar, el arte, el amor... y el gelato.




Como ya dije, tenía cero expectativas con este libro. La tapa me parecía bonita y obviamente luce como una historia ligerita para leer cuando estás atorada con lecturas mucho más pesadas. Pensé que iba a ser una lectura linda, a las que normalmente les doy 3 estrellas y media o cuatro si tienen algo que las hace muy originales. Terminé con una historia que me enamoró y fue todo eso que esperaba y más.

Como ya te dice hasta la sinopsis, la historia comienza con una Lina que viaja a Italia a vivir con su padre, a quién jamás conoció, porque éste fue el último deseo de su madre antes de morir. Está sola, en un país totalmente desconocido y viviendo con Howard, un padre aún más desconocido que el país, en un cementerio. Sí, leyeron bien, Lina se va a vivir a una casa en un CEMENTERIO. No cambia nada que sea un cementerio para los soldados que murieron en la WWII y que esté todo prolijito y bonito. Sigue siendo un cementerio. Creepy.

Cuando Lina cree que su estadía en Florencia no podría ser peor, recibe un viejo diario de su madre donde narra su estadía en Italia, durante sus años de juventud, que la desconcierta por completo. Con la ayuda de Ren, un chico mitad italiano, mitad estadounidense, Lina recorrerá las calles de la maravillosa Florencia, comerá gelato y descubrirá todos los secretos que su madre escondía en ese diario de su juventud y algunos detalles que pueden cambiar su vida por completo...

Amor & Gelato es una de esas historias que te producen unas enormes ganas de viajar al país en donde ocurren (igual que Heima es hogar en islandés o Un beso en París). Terminé con unas inmensas ganas de viajar a Italia, país de mis antepasados maternos y de comer muchísimo pero muchísimo gelato. Y eso que yo soy una adicta total al helado, así que imagínense cómo estaría yo si me voy para allá. Vuelvo con 200 kg! La pasta! La pizza! Me emociono de sólo pensarlo.

Al principio de la lectura la verdad es que la historia promete ser un poco dramática y trágica pero su prosa engancha mucho y llama a seguir leyendo. A los 3 o 4 capítulos me pude relajar porque, aunque trata algunos temas tristes, lo hace con un enfoque muy sutil e inocente. No les voy a mentir, la verdad es que mientras leía este libro me sentía como cuando leí Un beso en París de Stephanie Perkins. Esa emoción, esa ternura, esa capacidad de enamorarte de una ciudad que no conocés, esos diálogos divertidísimos entre los personajes, esos personajes que se vuelven tan queridos muy rápidamente….no me quiero ni imaginar qué sucedería si Jenna y Stephanie se unen para crear una historia. Inmediatamente al comenzar el libro sentí esa vibra Perkins que ya me dio el primer indicio de que el libro me iba a encantar.

Yo iba leyendo e iba googleando los lugares que Lina y su madre visitaban. El Duomo, el Ponte Vecchio, la escultura The rape of the Sabine women, todo. Estoy encantada y Florencia definitivamente se convirtió en una ciudad a la que tengo que ir. Al experimentar todo con la protagonista, aunque sea de un modo artificial como lo es por internet, sentí esta historia mucho más cerquita, mucho más realista.

Yo creo que los personajes de los que más se puede y se debe hablar es de los 3 protagonistas: Lina, Ren y Howard. Pero como ya saben muchos, no me gusta hablar de los personajes de las historias porque me parece mucho más mágico ir descifrándolos de a poco, no que te los den en bandeja de plata.

Solamente puedo decir que Lina me pareció una protagonista espectacular, que reacciona a las situaciones que enfrenta de la misma manera que lo habría hecho yo, con esa impulsividad de la juventud que a la larga uno termina agradeciendo, pues siempre nos arrepentimos más de lo que pudimos haber hecho y no hicimos por miedo, que lo que sí hemos hecho en nuestra vida. Así que kudos para Lina, quien me pareció muy real, viva, graciosa y valiente, por sobre todas las cosas.

Ren. Ohhh mi Ren. Te pongo en el mismo pedestal que a mi amado Étienne St. Clair, y eso ya es decir mucho. Este adorable semi estadounidense, semi italiano es todo lo que está bien en este mundo. ¿Lo mejor de todo? Que aunque se manda sus macanas, las arregla de la forma más dulce posible.




Howard fue un personaje que me fue fácil de reconocer desde el principio, por eso me divertían mucho las conclusiones a las que llegaba Lina cuando para mí la respuesta era más que clara. El perfecto padre/compañero/amigo que le podría haber tocado a Lina.

Es un libro con una prosa ligera, muy ameno al leer, muy optimista y divertido, con personajes súper queribles, una historia sólida y un setting que te enamora! Perfecta para leer en verano o cuando se quiere una lectura ligera.
Si te gustan las historias de Stephanie Perkins tanto como a mí, este libro es perfect!!

5 estrellas ENORMES!
 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design