Mostrando entradas con la etiqueta reseña de mica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reseña de mica. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de junio de 2017

Neverwhere by Neil Gaiman

Holaaaa! Aquí vengo yo de nuevo, pero esta vez con una reseña. ¿Ya están participando del sorteo de Stars Above que largamos ayer con el #TeamLC? Aprovechen. Y no se olviden de participar también del sorteo de Heartless que ya en unos días termina.
Vamos con la reseña:

Sinopsis: En el subsuelo de Londres, como debajo de cada gran ciudad, existe un mundo desconocido e invisible, plagado de extraños seres, en el que sobrevivir depende de abrir las puertas adecuadas Hay mundos bajo tus pies, espías bajo las escaleras y formas que esperan al otro lado de los portales, que solo has atisbado en tus sueños. Tras leer "Neverwhere", nunca volverás a pasar por los sombríos lugares del mundo moderno con la misma confianza infantil.










Tengo casi todos los libros de Neil pero el único que había leído (y adorado por muchos años) era El libro del cementerio. Amé la peli de Coraline y me prometí a mí misma leer el resto de los libros de este autor, razón por la que en la FIL de este año fui directo a comprarme Neverwhere. El problema es que estaba pasando por un Reading slump terrible (últimamente parece que vivo en uno) y me llevó más de dos semanas leerlo. Pobre librito, se sentía abandonado!

Por suerte el Reading slump no me impidió captar la genialidad y originalidad de Gaiman a la hora de crear un mundo como el de este libro. En Neverwhere crea el Londres de Abajo, al que caen los que se escurren entre las grietas del Londres de Arriba, y dentro del mismo lugares como la mansión de Puerta, el Mercado Ambulante o la estancia de Islington, que más que escenarios, son lugares con personalidad propia. Es impresionante la habilidad del autor para crear cada lugar de una manera tal que los vayas recreando en tu cabeza hasta el mínimo detalle con una pluma bastante simple y amena.

Neverwhere es, desde el principio, un cuento muy muy crudo. Comienza nuestra historia cuando Richard encuentra al inicio de su viaje a una anciana mendiga y le regala a la pobre mujer un paraguas para protegerse del temporal. Pero la mendiga no le obsequia nada a cambio, ningún sabio consejo o visión del futuro ni nada que se suele ver en los libros de fantasía. Cuando Richard marcha hacia Londres lo hace desarmado, solo ante la perspectiva de vivir por primera vez por su cuenta en una ciudad extraña como lo es Londres.


Cuando nos reencontramos con nuestro protagonista  en el capítulo siguiente es una persona completamente distinta de aquel joven escocés que se iba a la gran ciudad. Han pasado pocos años pero ya es un individuo gris, desprovisto de voluntad, personalidad e iniciativa. Actúa como la sociedad espera que actúe: trabaja en una oficina, tiene un piso alquilado, sus amigos son los compañeros de trabajo y su novia, una mujer rica y creída que solo le ve como un marido perfecto en potencia al que aún hay que pulir mucho para que encaje. 

También se introduce en la historia a Puerta, una chica con el interesante don de encontrar y abrir cualquier puerta (incluso cuando no la hay), que huye de dos asesinos que quieren matarla como lo han hecho con toda su familia. Ella usa su poder para cruzar un umbral que la lleve a algún lugar, cualquiera, donde sea, en que puedan ayudarla.

Y esta puerta la lleva directamente a los pies de Richard. Aquí comienza Neverwhere. Aquí empieza la verdadera aventura porque no sólo Lady Puerta necesita apoyo, sino también el propio Richard. Cuando ella cae a sus pies, ensangrentada y vestida con harapos, y Richard decide ayudarla pese a la desaprobación de su novia, es cuando una tuerca se incrusta en el engranaje de la vida de Richard y ya nada podrá volver a ser igual.

Ahora, todo muy bonito, ¿no? Pareciera que es otro libro de fantasía más que lo único que tiene de especial es haber sido escrito por un autor ya bastante conocido incluso en el momento en que fue publicado por primera vez (1996) y que sucede en la famosa e icónica ciudad de Londres. Sin embargo, yo le he sacado todo el jugo por otra parte. Hay toda una historia escondida detrás de la que vemos a simple vista. En el momento en que Richard elige no hacer la vista gorda (aquí Gaiman introduce la crítica social) a la joven herida que tiene un aspecto deplorable, inicia algo que le llevará a descubrir un submundo que los habitantes de Londres se niegan a ver. Es el mundo del mendigo, del vagabundo, del pobre que existe fuera de la sociedad, entre la mugre, viviendo de la basura y pidiendo limosnas en la calle. A partir de este momento, Gaiman desarrolla esta otra realidad y la provee de un aura mágica, irreal. Detrás del vagabundo y pordiosero hay algo más: bajo Londres, otro Londres, otra sociedad, otro universo. Como el mismo autor reconoció en la introducción, tratar este tema de esta manera, bajo la metáfora, es peligroso: es un tópico demasiado serio como para arriesgarse a caer en lo tonto, en lo fácil, lo frívolo. Y aquí es donde radica, en mi opinión, todo el mérito y éxito de Neverwhere. Gaiman consigue lo impensable, lo imposible: por un lado, crear y hacer creíble un mundo ficticio, fantástico, sumamente atractivo y rico; por el otro, mostrar la otra cara de la moneda, la tragedia del verdadero universo que busca narrar. El submundo en el que viven el Marqués y Lady Puerta es atractivo, mágico y asombroso, pero en todo momento es también triste, desesperado y cruel.

Hay mucho que se puede decir de los personajes, y encima tenemos un abanico bastante diverso, pero como siempre digo (ya deben de estar cansados de leer esto en mis reseñas!) es mejor ir descubriendo los matices de cada uno de a poquito, pasito a pasito. Sino, pierde la gracia. Sí puedo decir que algo innovador en esta historia es que Richard no es un héroe: su esperanza, acompañando a Lady Puerta, es encontrar el modo de volver a su antigua vida gris. Es cobarde e indeciso durante la mayor parte del libro y es eso mismo lo que lo diferencia del resto de los protagonistas del género. Además, es un buen personaje principal porque nos permite descubrir el Londres de Abajo al mismo tiempo que él desde el punto de vista de una persona totalmente normal y promedio.

 En resumen, un libro tremendamente rico no sólo en su relato sino en el mensaje escondido que muchos no llegan a ver. Personajes excelentes que lo dejan a uno impactado y escenarios originales que no verás en ningún ejemplar del género. Recomendable para todo aquél al que le gusten historias que lo descoloquen y que encima tengan villanos que son horripilantes pero con un sentido del humor espectacular (I know, yo también estoy sorprendida).

Warning: mucho humor negro y escenas de torturas detalladas.


5 estrellas! 
 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design