Mostrando entradas con la etiqueta todo todo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta todo todo. Mostrar todas las entradas

viernes, 26 de mayo de 2017

Todo, Todo by Nicola Yoon


Holaaaaaa! ¿Cómo andan todos? ¿Cómo pasaron el 25 de mayo? En mi casa hubo el típico locro (y locro vegetariano para mí!!).

Como muchos sabrán, hace muy poquito unas amigas y yo nos unimos a la #LCTodoTodoSM (o sea, hicimos una lectura conjunta de Todo Todo). Lo terminamos en muy poquito tiempo pero estuve muy colgada para subir reseña (tampoco pude subir entrada este martes, mil perdones!!!). Anyway, hoy tuve un ratito y decidí subirla. Vamos a hablar de este librito:

Sinopsis: Madeline Whittier es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en diecisiete años. Y ni siquiera se imagina otra posibilidad, es que su vida transcurre con normalidad. Hasta que un chico de ojos azules se muda a la casa de al lado. ¿Qué tendrá Olly que lo vuelve tan especial? ¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Maddy se tambalee?
TODO, TODO es una novela sobre la emoción y la angustia que supone abrir nuestro corazón a otra persona. Sobre esa sensación tan única que nos hace sentir mariposas en el estómago y sobre las locuras que cualquiera de nosotros podría cometer por amor.







Este libro se trata sobre una chica muy especial llamada Madeline, quien es mitad afroamericana mitad japonesa, y sufre de una enfermedad rarísima que nadie puede curar que básicamente la vuelve alérgica a todo. Es por esto que ella debe estar encerrada en su casa todo el tiempo y no ha salido en 18 años. Luego tenemos al lindo chico que se muda al lado y comienzan a comunicarse y conectarse de una forma que no han logrado con nadie jamás. Sí, bastante cliché, ¿no? Aun así le di una oportunidad porque soy una amante del romance y no puedo evitar leer romances juveniles. Le tenía unas expectativas no muy altas pero a un nivel normal y la verdad es que terminé totalmente decepcionada.

Realmente no sentí nada por nuestra protagonista. No me importaba si su enfermedad empeoraba por cualquier razón. No me interesaba Madeline en lo absoluto. Me pareció una chica sobreprotegida, aburrida y emocionalmente inmadura. La mitad del tiempo no sabía si tenía 18 años o 10. Me resultó muy poco creíble todo su carácter y ni hablemos de su forma de actuar. Cuando pasa el graaan acontecimiento del libro, estuve tremendamente decepcionada de ella y ahí fue cuando dije “no hay retorno con ella, no me va a gustar jamás”. Encima durante todo el libro se la pasa spoileando otros libros, muchos de los cuales no leí. 

Olly me resultó un personaje un poco más interesante, pero solamente un poco. Siento que si hubiera habido un poco más de desarrollo, él sería el único personaje sólido de todo el libro. Pero como a todo en este libro, le faltó. No lo detesto como a Madeline, pero la mayoría del tiempo me era ni fu ni fa.

Si tenemos que hablar de la madre o de la enfermera de Madeline, la cosa no mejora. Ambas me cayeron mal desde el principio y no mejoraron con el transcurso de la historia. En resumen, los cuatro protagonistas fueron un fiasco.

Se suponía que Olly y Maddy me tenían que hacer emocionar. Con este tipo de historias, me gusta sufrir con ellos, enamorarme junto a ellos, quiero experimentar su felicidad, su dolor. Cuando uno de los personajes se encuentra en la situación en la que está Madeline, quiero vivir cada aliento suyo como si fuera el último. Obviamente no sucedió. Terminé enormemente entristecida no sólo porque esperaba una historia ligera pero linda que resultó nada que ver, sino porque encima utilizaron una enfermedad rara para atraer a los lectores y ni se tomaron la molestia de investigarla a fondo. Había tremendas lagunas en toda la explicación sobre en qué consistía el SCID. Simplemente la usaron por un ratito y listo. Y me pareció recontra poco creíble que una chica de 18 años con un acceso total a toda la información que brinda Internet no googlee nada al respecto. Nada, dejo eso picando ahí.

¿Lo peor de todo? Completamente predecible y en el mal sentido. A partir de las primeras 10/15 páginas vemos cómo viene la cosa y listo. Cero sorpresas. Ahora, si los personajes hubieran sido distintos, lo de predecible se perdonaba. Pero cuando tenés cuatro personajes principales que carecen de carisma para atraerte a la historia, perdiste.

Se preguntarán por qué le puse dos estrellas y no una. Bueno, como dije el único que me impulsó a seguir leyendo fue Olly porque me interesaba mucho ver si su vida se resolvía de una forma satisfactoria y le tomé un poquito de cariño. Y la verdad es que me encantaron los diseños, gráficos y esquemas que habían página a página. Hicieron que la lectura pasara volando. Listo, he ahí la razón de las dos estrellas. La verdad es que estaba en bondadosa porque le podría haber puesto menos.


Una lástima. Esperaba una lectura mucho más divertida y que me sacara unos cuantos suspiros y hasta lágrimas. En cambio encontré un libro que me molestó e hizo enojar la mayoría del tiempo. 

PD: Soy tan masoquista que igual voy a ver la película. Pero principalmente porque el papel de Olly lo interpreta Nick Robinson. Y porque quiero ver si arreglan esos cráteres argumentales para la gran pantalla. 
 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design